Te envidio con todo mi corazón

Santiago es millonario. Tiene 82 años y ha llevado una vida digna de la envidia más pura.

Ha gozado de tostar y moler el café en su batán para tomarlo puro por las mañanas. Él no conoce de sobres de stevias ni de promos de 2×1 en cafeterías. Si lo quiere endulzar lo hace con chancaca o miel. Sus fiestas han sido con cañazo puro, sin mezclas ni jarabes de goma. Se ha saciado con jugosos filetes dignos de una foto pal’ Instagram. Se ha robado su fruta favorita del árbol que le apetecía. Ha establecido su horario de trabajo, él no sabe de asientos de oficina, happy hours, órdenes o eventos sociales. No sabe que escribo de él y tampoco me leerá.

Pero yo quiero contarte su historia porque él ha vivido más que yo y probablemente también más que tú. Santiago, ha disfrutado contemplando la luna desde el patio de su casa en Pite. Su camino fue alumbrado con las estrellas más lindas que una cámara pudiera capturar. Ha servido a la patria, desde su litera, apoyado en un libro y linterna leía cuanto sus ojos se lo permitieran. Él, aprendió a escribir y leer por su cuenta. Años más tarde esa autoenseñanza le ayudó a escribir cartas para su hija que vivía en Lima.

Le entregó sus años a la tierra, a sus cosechas, a sus animales. Cuando yo tenía 10, pensaba en cómo alguien prefería vivir sin tecnología, sin las comodidades que Lima te da. Y aunque por ese entonces quería que mis días en su casa se pasaran volando, hoy quisiera tener su dicha. Quisiera despertar y oler ese aroma que solo el café molido tiene, comer huevos de corral con panes recién salidos del horno. Quisiera dormir sin preocuparme ¿en qué trabajaré en un par de años? Me gustaría contemplar la luna con sus ojos, beber chicha de jora en el zaguán mientras escucho alguno de esos boleros entrañables en su radio vieja.

Dicen que las norteñas son bellas y que tienen la sazón en las manos. Él lo sabe bien, tiene 5 -sus 4 hijas y esposa- solo para él. Verlas cocinar era lo más parecido a una ceremonia: maceraban la gallina en chicha de jora, tostaban la cancha en uno de esos recipientes de barro, preparaban humitas con maíz recién molido y te los servían con mates con melaza. En ninguno de los restaurantes limeños (aplica para los 5 estrellas y 5 tenedores) se come tan delicioso como allá.

Él no conoce de poses, tendencias, salarios. No sabe de likes, de hashtags, de cadenas de correo. Si tiene algo que presumir podría ser, el tocar bien la quena, leer las hojas de coca o sanarse con las plantas de su chacra. Si yo le contara que hay quienes dan like y amén para curar a alguien me tomaría por ignorante. Y aunque él no tuvo carrera universitaria, ni diplomas o grados académicos, estoy convencida de que es muy sabio.

Este año, le diagnosticaron dos enfermedades, ambas sin cura. Debe llevar terapias de por vida para aliviar el dolor. Le cuesta estar aquí en Lima. Le desespera tanto cemento, los carros, el ruido, la falta de actividad en las personas, nuestra comida de descarte. No quiere que lo mantengan, quiere seguir trabajando, quiere seguir disfrutando en su tierra ¿Cómo explicarle que no podrá volver pronto? ¿Cómo pedirle que sea feliz mientras permanece en una cama sin poder moverse?

Disculpa mi ignorancia a los 10, ahora con 24 envidio tu vida de provincia. Quisiera trabajar menos y vivir más pero aquí en la capital -como tú le dices- todo tiene un precio. Tú, puedes estar tranquilo cuando partas de este mundo tendrás mucho que presumir. Hoy, estás en cama pero te toca reír. Búrlate de nuestro sistema: el médico, el judicial, de nuestro transporte, salario, la rutina, nuestro modelo de vida, nuestra comida cara sin alimentos.

Ríete, porque eres millonario en una Lima de pobres.

Autor: mabelobando

Como mucho, duermo poco. Alcohol para matar las penas. Odio el cigarro pero a veces fumo uno. Tengo sangre de chocolate, un perro, jeans rotos y una cámara. No quiero parecer hípster.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s